Ciudades

Gracias a la rica historia de Extremadura hay un montón de lugares históricos, Extremadura tiene una cantidad de ciudades y pueblos que definitivamente merecen una visita. Las tres primeras ciudades están en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO debido a su valor histórico extraordinario. La cuarta, Trujillo no está aún en esta lista, pero realmente no tarda mucho en estarlo.

 

ciudades, Mérida

Mérida

Mérida es la capital de Extremadura. En la antigüedad era el centro de la cultura romana en el suroeste de Europa. Numerosas reliquias de esa época todavía se pueden encontrar allí. Además, Mérida cuenta con un Museo de Arte Romano, donde se puede obtener una buena impresión de la cultura romana de la época.
Al nombrar monumentos, queremos mencionar el puente Romano, el más largo de su tipo sobre el río Guadiana, el circo romano y también el hipódromo, pero sobre todo el anfiteatro es el orgullo de la antigua Mérida. Esto no es todo lo que usted puede ver aquí, hay mucho más por lo que podrá pasar un gran día.
Entre tanto puede comer tapas o raciones en una de las terrazas, sobre todo la terraza del templo de Diana, es nuestra favorita.

 

Cáceres

El atractivo absoluto en Cáceres, la ciudad más grande de Extremadura, es el centro antiguo. Lo más llamativo es la antigua catedral (siglo XIII), adyacente a la Plaza de Santa María.

 

Guadalupe

La ciudad de Guadalupe es un típico pueblo Extremeño como muchos otros, pero en el medio de la ciudad esta el antiguo “Monasterio Real de Santa María de Guadalupe”. El monasterio fue construido en el lugar donde se encontró una estatua de la Virgen María. La construcción del edificio duró cuatro siglos y está construido en diferentes estilos. En el monasterio hay varias salas diseñadas como un museo, pero a medida que avanza el recorrido puede observar la riqueza del arte religioso que culminan en la sacristía, donde se puede admirar una serie de pinturas de Zurbarán. Finalmente llega a la imagen de la Virgen de Guadalupe.

 

Ciudades, Trujillo

Trujillo

Trujillo está en una colina y se puede reconocer a lo lejos por el peculiar castillo en la parte superior. Una vez en Trujillo localice la Plaza Mayor, una de las plazas más bellas de España. Puede caminar lentamente hasta la cima de la colina donde se puede disfrutar de excelentes vistas de la zona. Al lado del castillo también puede pasear por las estrechas calles del casco antiguo. Trujillo es vista como la pequeña joya, el lugar de nacimiento de varios conquistadores. Después de la caminata usted encontrará aquí grandes terrazas, sobre todo en la Plaza Mayor, donde se puede comer y beber por poco dinero.

 

 

 

Lea más sobre: